La bicicleta ha sido parte importante de esa inquietud del ser humano por ir más allá de lo que su naturaleza le permite. En la ciudad de Puebla existe un sitio que reconoce lo maravilloso de la bicicleta: Casa Museo de la Bicicleta Antigua y el Objeto

En 1904 Salvat lanzó la edición de su enciclopedia en donde se hacía mención al celerífero y su origen. El bisabuelo del director del Museo de la Bicicleta, que se dedicaba al oficio de constructor de carreteras en Panindícuaro, Michoacán, y en uno de sus viajes a la capital del país adquirió la edición mencionada.

Gracias a un error histórico documentado en la enciclopedia, nuestro tatarabuelo decidió hacer una reconstrucción basada en el grabado del compendio.

Esta reconstrucción del fraude de Louis Baudry de Saunier existe hoy en día dentro de la exposición permanente del Museo de la Bicicleta. Para bien o para mal, Saunier escribió un capítulo importante y de gran valor para la bicicleta como un modo de transporte demasiado importante, que quiso atribuir a su país.

Este museo es un proyecto familiar con un sentido cultural sin fines de lucro, que promueve la valorización y la historia de la bicicleta a través de su origen y evolución dentro de la sociedad y la tecnología.

Promovemos el patrimonio de este modo de transporte a través de la muestra permanente e itinerante del origen de la bicicleta.

Actualmente, el Museo de la Bicicleta cuenta con más de 164 bicicletas antiguas, entre aportes privados pertenecientes a las generaciones pasadas de la familia y de propiedad del museo, Draisianas del año 1817, velocípedos de rueda alta, triciclos victorianos, máquinas seguras del año 1885.

Hasta bicicletas de los años 50 y 60 que identifican la Época Dorada del ciclismo en México; además una amplia colección de objetos antiguos y contemporáneos a las diferentes épocas y modas que alternan la colección de bicicletas del museo, con más de 4,600 piezas de literatura, cine, fotografía, arte y mucho más.

El Museo de la Bicicleta es el primero en su tipo y es el primero en Latinoamérica que hace cultura de la historia de este modo de transporte y que habla de la transformación de la bicicleta y de su importante papel en el desarrollo técnico y social a lo largo de más de 200 años. Cuenta con la colección más completa de bicicletas que se remontan a las épocas y momentos clave de la historia.

CONSTRUIR UNA DRAISIANA (2016)

La historia sobre esta reconstrucción del modelo original que Drais inventase, se remonta a unos 25 años atrás con la siembra de un árbol de roble y otro de maple. Tenerles paciencia y cuidarlos, hasta que finalmente nos dieron la madera suficiente en 2015, tiempo en el que finalizaban las investigaciones sobre la construcción, medidas y detalles de la máquina andante.

El trabajo de talado, maquilado y desflemado de la madera fue completamente artesanal, haciendo un trabajo completo de ingeniería inversa, usando herramienta de la época o similar, como serruchos, martillos, formones y mucho ingenio.

Ningún detalle se dejó a misterio; la forja, el labrado, el entintado rojizo y el barnizado, fue realizado de manera artesanal y con las técnicas de la época, no se utilizaron tintes, metales ni mucho menos barnices modernos o de línea comercial.

Esta Draisiana fue terminada el 10 de diciembre de 2016.

Esto como parte del trabajo de investigación y restauración del museo, todas las piezas del museo conservan su originalidad acorde con la época de cada pieza y en el caso de las restauraciones, se hacen con las técnicas de la época, esto para ofrecer información importante sobre restauración y preservación, una parte importante para nosotros, es compartir estas experiencias para despertar ese sentimiento de aprendizaje porque nos gusta enseñar, pero de igual forma aprender, ese es un objetivo en el Museo de la Bicicleta, enseñar y aprender.

Esto como parte del trabajo de investigación y restauración del museo, todas las piezas del museo conservan su originalidad acorde con la época de cada pieza y en el caso de las restauraciones, se hacen con las técnicas de la época, esto para ofrecer información importante sobre restauración y preservación, una parte importante para nosotros, es compartir estas experiencias para despertar ese sentimiento de aprendizaje porque nos gusta enseñar, pero de igual forma aprender, ese es un objetivo en el Museo de la Bicicleta, enseñar y aprender.

Visita la Casa Museo de la Bicicleta

Prolongacion de la Calle Libertad.Priv. Miguel Hidalgo #6-A. Col. Benito Juarez., San Pablo Xochimehuacan, Benito Juárez, 72014 Puebla, Pue.

Pin It on Pinterest

Share This