¿Qué tiene de especial la bicicleta?

La bicicleta representa  aquello que el hombre siempre ha anhelado: libertad, aventura y autonomía.

Es la máquina universal que a finales del siglo XIX inició la revolución social que hoy en día sigue vigente y que cambió de forma radical la manera de trasladarnos. Eso tiene de especial.

Por Ing. Domenikos Ruíz Muñoz, de la Casa Museo de la Bicicleta y el Objeto Puebla, en colaboración con Ramón Arizmendi Casas y Óscar Martínez Corona.

Fotos: Gastón Rodríguez Silveira

Hablar de la bicicleta es hablar de una de las más grandes historias de la locomoción que han existido.

Sin duda la bicicleta es un aparato encantador, versátil, económico y, si enumeramos sus cualidades, podríamos dejar poco espacio a la historia que deseamos contarles. 
Dedicaremos a ustedes tan solo un pequeño fragmento de esa gran historia que ya cumplió 202 años de haber iniciado.

La bicicleta fue inventada para facilitar la movilidad del ser humano con la idea de llegar cada vez más lejos, más rápido y con menor esfuerzo.

Fue a mediados del siglo XIX cuando el alemán Karl Von Drais ensambló un artefacto que se le conoció como la Draisienne; una máquina que constaba de dos ruedas en forma lineal unidas a un polín de madera con un manubrio como el utilizado en un velero, que se impulsaba dando pasos largos con las piernas.

Fue a mediados del siglo XIX cuando el alemán Karl Von Drais ensambló un artefacto que se le conoció como la Draisienne; una máquina que constaba de dos ruedas en forma lineal unidas a un polín de madera con un manubrio como el utilizado en un velero, que se impulsaba dando pasos largos con las piernas. Sin embargo, el avance no era suficiente, así que la Drais Laufmaschine, como también se le conoció, careció de popularidad.

PERFECCIONANDO UN GRAN INVENTO

Los diseños fueron evolucionando. Pasaron a ser de metal en vez de madera pero aún presentaban serios inconvenientes.

4 AVANCES QUE CAMBIARON LA BICICLETA

Los materiales con los que eran elaboradas estas máquinas fue cambiando a lo largo de su historia; sin embargo, su configuración principal todavía mantenía los pedales anclados a la rueda delantera, que fue haciéndose cada vez más grande, pues consideraban que entre más grande era la rueda el avance era mayor; y era cierto, pero la dificultad era conseguir una bicicleta tan alta como el largo de las piernas para alcanzar los pedales. 

Poco después se le incorporaron neumáticos de goma y fue en este momento cuando se le empezó a llamar “bicicleta”, que resultaban muy caras y poco seguras.

1. La transmisión por cadena

Fue en el año de 1879 cuando se le incorporó una cadena para facilitar el sistema de transmisión de movimiento; sin embargo, fue hasta 1885 cuando J.K. Starley fabricó un modelo que unía el cuadro con el sistema de engranaje de la rueda trasera. Estas fueron conocidas como “bicicletas de seguridad” por tener el asiento más abajo y distribuir mejor el peso. Poco después se le agrega el tubo donde va el asiento hasta llegar a la forma que la conocemos actualmente. 

2. Llantas de caucho 

El toque final lo dio el señor Dunlop al incorporar el neumático inflable. 

3. Sistema de seguridad y control

Con el paso de los años se le han ido incorporando mejoras y nuevos aditamentos como frenos, el sistema de velocidades, asientos ergonómicos, formas en el manubrio.

4. Materiales de construcción

También han cambiado sus materiales como bambú, acero, aluminio, carbono y titanio, todo esto para hacerla cada vez más eficiente y refinada.

La bicicleta se ha convertido en un vehículo tan popular que es difícil creer que en algún momento fue considerado exclusivo de la clase social alta. Con la aparición del automóvil, la bicicleta fue poco a poco considerándose un transporte utilizado por la clase popular.

Hoy en día y durante el transcurrir de su existencia la bicicleta tiene un papel preponderante en la vida de la Humanidad. Su uso es tan diverso que es utilizada por todas las clases sociales ya sea como un medio de transporte, deporte, para diversión y esparcimiento, teniendo un renglón aparte en la utilización de la práctica deportiva.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición 57 de Cycle City, en Marzo de 2017.

Pin It on Pinterest

Share This